19/01/2022

El Boga.Net

Pescando la noticia

“Es una rata apestosa”: Duque, pidió que Alfredo Garavito no sea puesto en libertad.

(Créditos: Internet)

 

El presidente, Iván Duque, se refirió desde Glasgow (Escocia, Reino Unido) a la posibilidad de otorgarle la libertad condicional a Luis Alfredo Garavito, responsable de la violación y el asesinato de más de 203 niños y adolescentes.

El mandatario aseguró que se encuentra “profundamente indignado” ante esa posibilidad y calificó a Garavito como “un bandido, delincuente y rata apestosa”. Estas declaraciones se dan después que el exdirector de la cárcel de Valledupar, firmará una carta en la que se solicitaba evaluar la libertad condicional para el asesino serial.

“Yo quiero decir que tengo profunda indignación con esa posibilidad que se sugirió de que esa bestia de Garavito saliera de prisión. Ese es un bandido, un delincuente, una rata apestosa”, aseguro Iván Duque.

“No ha hecho sino producirles daño a niños en nuestro país y el destino de ese delincuente es seguir en la cárcel. El Gobierno nacional ni auspicia ni respalda eso. Y que le quede muy claro al señor Garavito que en la cárcel se tendrá que quedar”, concluyó el mandatario de los colombianos.

El programa Los Informantes de Caracol Televisión, que dirige la periodista María Elvira Arango, reveló recientemente que el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) solicitará evaluar la libertad condicional de Luis Alfredo Garavito, en el programa se mostró una carta que envió César Fernando Caraballo, exdirector de la Penitenciaria de Máxima y Mediana Seguridad de Valledupar, el pasado 14 de mayo a Camilo Manrique Serrano, juez primero de ejecución de penas y medidas de seguridad de la capital del Cesar.

En el documento se solicitaba que: “se estudie y verifique por parte de su despacho, lo concerniente a la concesión o no del subrogado de libertad condicional en favor del PPL referenciado”. Se refiere a Luis Alfredo Garavito. Cabe resaltar que Garavito cumple actualmente una pena de 40 años de cárcel, rebajados a 24, por crímenes que en realidad le costarían más de 1.800 años en prisión, aunque debieron ser conmutados.

El exdirector de la cárcel, César Fernando Caraballo que firmó la carta, fue separado de su cargo dos semanas después, adjuntó una cartilla biográfica, un certificado de conducta y una resolución expedida por el Consejo de Disciplina del centro de reclusión. Sin embargo, un juez negó la petición al argumentar que Garavito no ha reparado a sus víctimas.

Compartir